Buscar
Close this search box.

¿Cómo se devolverán los fondos NextGen? Nuevos impuestos en Europa y España

Gustavo Porporato Daher,
Consultor independiente y Profesor de Finanzas y Contabilidad

-

Los fondos NextGenerationEU (1), que proporcionan asistencia excepcional para que los países pertenecientes a la Unión Europea contrarresten los impactos generados por la pandemia del Covid-19, han sido diseñados para estructurarse sobre la base de financiación privada.

Para financiar NextGenerationEU, la Comisión Europea, en nombre de la Unión Europea, solicitará préstamos a los mercados financieros internacionales (2). Al consolidar las peticiones de financiación, permitirá obtener condiciones y costes más favorables que la mayoría de los Estados miembros pudieran conseguir, procediendo luego a redistribuir los fondos obtenidos.

La Comisión Europea ya emite bonos para financiar préstamos a la Unión Europea y a terceros países en el marco de cuatro programas, por ejemplo, hasta 100,000 millones de euros destinados al programa SURE para fomentar el empleo y mantener puestos de trabajo.

La Comisión utilizará una estrategia de financiación diversificada con el fin de recaudar hasta el año 2026, con las mejores condiciones financieras posibles, unos 800,000 millones de euros destinados a NextGenerationEU, lo que supone aproximadamente el 5 % del PIB de la Unión Europea.

La necesidad de planificar la devolución de los fondos obtenidos, exige evaluar e identificar nuevas fuentes de ingresos para hacer frente a los préstamos solicitados.

La necesidad de planificar la devolución de los fondos obtenidos, exige evaluar e identificar nuevas fuentes de ingresos para hacer frente a los préstamos solicitados.

La Comisión Europea propuso en diciembre de 2021 tres nuevos impuestos para la Unión Europea en su conjunto, los cuales ayudarán a pagar el préstamo del bloque de 27 naciones para el fondo de recuperación COVID-19 de 800,000 millones de euros.

La primera medida introducirá un impuesto sobre el CO2 emitido por los combustibles para edificios y automóviles en un nuevo mercado del carbono. Se utilizará el sistema de comercio de carbono existente de la Unión Europea para imponer costos de CO2 a los barcos y aumentar los pagos existentes de las aerolíneas. Una cuarta parte de los ingresos de CO2, que actualmente van en gran parte a los gobiernos, irían en el futuro al presupuesto de la Unión Europea, proporcionando una media anual de 12,000 millones de euros entre los años 2026 y 2030.

El segundo tributo impondría costos de carbono en las importaciones de bienes de países con estándares de emisiones de CO2 más débiles. Un 75% de esos ingresos irían al presupuesto de la Unión Europea, proporcionando en promedio unos 1,000 millones de euros por año durante el período 2026-2030.

El tercer impuesto le daría al presupuesto de la Unión Europea una participación del 15% de las ganancias residuales de las grandes empresas multinacionales que serán reubicadas en los países de la Unión Europea en virtud de un acuerdo del G20 y la OCDE sobre la reasignación de derechos fiscales. Esos ingresos podrían ascender a entre 2,500 y 4,000 millones de euros al año.

Está previsto que el fondo de recuperación de COVID-19 se terminará de devolver en el año 2058.

Está previsto que el fondo de recuperación de COVID-19 se terminará de devolver en el año 2058.

El comisario de presupuesto de la Unión Europea, Johannes Hahn, dijo que los gobiernos tienen un fuerte incentivo para aceptar los nuevos gravámenes, para evitar tener que pagar más en el próximo presupuesto de la Unión Europea para pagar esa deuda.

Las propuestas de la Comisión deben ser negociadas por el Parlamento Europeo y los países de la Unión Europea. Un segundo paquete de propuestas similares está previsto para 2023.

La repercusión en España de estas propuestas se ven reflejadas en la reforma tributaria que entrará en vigor en el año 2023. Entre los aspectos relevantes figuran la aplicación de la tasas Tobin y Google, el tipo mínimo del 15% en el impuesto de sociedades, la subido de los impuestos aplicables a los combustibles fósiles, tasa al uso de plásticos no reciclados, el impuesto al depósito de desechos a los vertederos, y la revisión de los tipos reducidos del IVA y de las deducciones en el IRPF. Con estas medidas, el Gobierno quiere acercar la presión fiscal a la media de la Unión Europa, que según el Ministerio, es ocho puntos porcentuales superior a la nacional (3).

 

En los próximos artículos abordaremos los siguientes aspectos de NextGenerationEU:

  • Requisitos de los proyectos a presentar

 


(1) https://europa.eu/next-generation-eu/index_es
(2) https://ec.europa.eu/info/strategy/eu-budget/eu-borrower-investor-relations_es
(3) https://www.elespanol.com/invertia/economia/macroeconomia/20220103/hachazo-fiscal-montero-presentan-reforma-tributaria-entrara/638436292_0.html


 

Gustavo Porporato Daher

Gustavo Porporato Daher

Consultor independiente y Profesor de Finanzas y Contabilidad.
Ex Director Financiero (CFO) con más de 20 años de experiencia ejecutiva internacional, transformando la Función Financiera: liderazgo en Outsourcing y Offshoring, equipos locales y remotos, ayudando a las personas en el proceso de cambio.
Ex Consejero en las empresas de Logística / Transporte Marítimo / Terminales Portuarias.

 

Compartir este artículo

Categorías

Encuentra todos los artículos de la revista ASSET Actualidad clasificados por secciones.