Buscar
Close this search box.

Entrevista a José Maldonado

Diners Club Spain

-

CEO de DCS desde Febrero 2022, ¿Cómo ha vivido ser el máximo responsable de una compañía perteneciente, posiblemente, al sector más afectado (Business Travel) por las medidas para combatir la emergencia sanitaria (confinamientos, restricciones a la movilidad, etc.)?

Yo me incorporé a la compañía cuando estaba en su momento álgido la variante OMICRON, aunque en realidad ya había pasado la parte más complicada de la pandemia, con confinamiento y restricciones duras ante la falta de una vacuna. 

En aquel entonces, el 98% de nuestra facturación se llevaba a cabo a través de nuestro producto Travel Account, una tarjeta de crédito a nombre de la empresa que centraliza todos los pagos de viajes corporativos en la agencia de viajes.

Lo que pude constatar es que empezamos el año con una facturación más bien pobre, pero, a partir de marzo, hubo una recuperación importante de los volúmenes, llegando a finales de año a unos niveles del 78% de facturación pre-covid. 

Para la compañía, no obstante, los años 2020 y 2021 fueron tiempos muy difíciles, con una caída de la facturación estrepitosa.

Esta situación puso de manifiesto una debilidad que teníamos como compañía, como es la dependencia de un solo producto, y la importancia de diversificar en productos, clientes e industria.

Lo primero que hicimos fue definir un nuevo plan estratégico y tecnológico para la compañía a tres años vista, que diversificara nuestros productos y nos posicionara como plataforma de pagos B2B dentro del Grupo Santander. 

Por lo tanto, hemos reorganizado a fondo nuestra empresa: estamos transformando la tecnología, las capacidades de producto y comerciales, así como la cultura y forma de trabajar. Actualmente ya estamos ofreciendo un instrumento de pago específico para los eventos, la MICE Account, una herramienta de pago para los intermediarios de viaje, la Travel Services Account y un producto enfocado a los pagos a proveedores de las empresas, la Procurement Account Plus.

Volviendo al Business Travel, ¿ha llegado ya la recuperación?

La recuperación total no ha llegado. A nivel industria se están realizando el 89% de las operaciones vs el año 2019. Podemos constatar, sin embargo, que estamos ya por encima de los niveles de facturación del año 2019 con nuestro producto de pago Travel Account. Nos encontramos por encima de la tendencia del mercado, en el que se está constatando que el año 2023 llegará a unos niveles de prepandemia 90%. En términos generales concluimos que hay un descenso del número de viajes con respecto al 2019, pero un mayor ticket medio causado por los efectos de la inflación.

Este cambio de paradigma, ¿qué implicaciones tiene a nivel financiero para las empresas a la hora de viajar u organizar actos MICE?

La posibilidad de poder organizar una reunión viéndose las caras, sin la necesidad de pasar varias horas en el medio de transporte para asistir a una reunión de una hora, ha llevado a plantearse a los empleados de las empresas, qué viajes son realmente necesarios para ejercer su actividad laboral. Aun así, los viajes de empresa han resurgido con nuevo ímpetu.

El sector de los eventos también ha vuelto con fuerza. Las empresas han podido volver a invertir los presupuestos planificados para este fin y han aprovechado que los asistentes a los eventos estaban ávidos por poder volver a socializar de forma presencial. 

Con el lanzamiento de nuestra MICE Account hemos querido ofrecer a los Directores Financieros y de Compras una herramienta de pago que les aporta financiación, el control de los pagos de servicios de eventos y la posibilidad de efectuar pagos seguros con múltiples proveedores, aportando información detallada de los gastos, a través del uso de tarjetas virtuales.

¿Y en general? Como expertos en la gestión de gastos, y de la mano de soluciones globales para el pago a proveedores como la solución Proccurement Account de la que hemos hablado, ¿qué ha cambiado en este sentido en la forma de operar de los departamentos financieros de las empresas?

Con la subida de los tipos de interés, se ha hecho necesario para las empresas gestionar mejor sus capacidades de capital circulante. En este sentido ofrecemos un producto, la Procurement Account Plus, que, a través del uso de una plataforma de pagos, aporta a la empresa una financiación adicional a la ofrecida por el proveedor en la factura. Al poder utilizar la Procurement Account Plus para el pago de la factura, el cliente se beneficia del plazo de pago de una tarjeta de crédito. 

La Procurement Account Plus también aporta un control de los pagos no estratégicos, cuyos proveedores generalmente no se dan de alta en el ERP de Compras, por el coste que implica, y que, por lo tanto, generalmente no están sujetos a análisis por parte de la compañía. 

Sobre la tecnología, que hoy rodea todos los ámbitos, ¿cuál ha sido la evolución de DCS en este aspecto? ¿Qué hitos se han producido a lo largo de los casi 70 años de historia de DCS?
Las primeras tarjetas de crédito de Diners Club Spain aún funcionaban con lo que llamábamos en el mercado “las bacaladeras”, esas validadoras manuales de tarjetas de crédito, que funcionaban mediante la impresión en un formulario de los números que la tarjeta de plástico llevaba en relieve. Estos formularios había que enviarlos por correo ordinario a Diners Club Spain, para que, manualmente, validáramos la autorización del pago. 

Hoy en día todas las operaciones de pago se efectúan vía conexión electrónica, con respuestas de autorización o denegación del pago in situ. Nuestros productos principales ya no funcionan a través de una tarjeta de plástico. Emitimos un número de tarjeta que, además, no está a nombre de una persona física, sino a nombre de una empresa, y que agrupa todos los pagos efectuados por la empresa.

Hemos ido un paso más allá, para, en base a estas tarjetas centralizadas, poder generar tarjetas virtuales para cada pago, que se configuran en términos de validez e importe máximo, y que, por lo tanto, garantizan un riesgo mínimo en los pagos, información detallada en los extractos y una simplificación de la conciliación de los pagos con las diferentes. La generación de estas tarjetas puede ser o bien manual, a través de un portal, o de forma automática, vía API, para agilizar los procesos de compra dentro de una agencia de viajes o dentro de la propia compañía cliente. 

Para terminar, hablemos de futuro. ¿En qué nuevas soluciones está trabajando DCS a corto, medio y largo plazo?
A principios del próximo año lanzaremos una Procurement Account específica para los pagos remotos y en ecommerce. Nuevamente jugarán un papel relevante las tarjetas virtuales que se podrán generar en base a este producto para cada uno de los pagos. Las tarjetas virtuales contribuyen a que los pagos en la web sean seguros, aporten información adicional de las operaciones en forma de referencias y faciliten la conciliación del pago con las diversas facturas del proveedor. 

Pero resaltaría sobre todo el control de los pagos. Hay muchas empresas que ahora mismo tienen a diferentes departamentos pagando en marketplaces, sucribiéndose a licencia de software, pidiendo catering, todo ello en la web y cada uno a su manera y con diferentes metodologías de pago (propias o de la empresa). Con la Procurement Account el jefe de departamento o director puede generar una tarjeta virtual para cada necesidad de pago y compartirla con un empleado específico, siempre con cargo a la Procurement Account. La empresa se beneficiará de un reporting que consolida todos los gastos para así evaluar, analizar y controlar los gastos long tail de la empresa.

Además, se abre un mundo de posibilidades con los negocios verticales. La Procurement Account puede cubrir necesidades de pago específicas que dependen de la idiosincrasia de cada sector.  

Compartir este artículo

Categorías

Encuentra todos los artículos de la revista ASSET Actualidad clasificados por secciones.