Buscar
Close this search box.

Las nuevas exigencias del director financiero le sitúan en el centro del cambio digital, según el último informe de Yooz

Cecilia Olaso,
Responsable de Marketing de Yooz

-

El 40% de los directores financieros españoles cree que los errores administrativos son la principal razón de los retrasos en el pago de sus facturas, seguida del proceso de validación del pago (35%) y la lentitud del circuito Cuentas a Pagar (34%)

Yooz, compañía especializada en software de automatización de las Cuentas a Pagar, ha publicado la tercera edición del informe “La automatización en las finanzas: estado actual y previsiones futuras”, una investigación internacional sobre cómo los líderes financieros pueden convertirse en impulsores de un cambio positivo en tiempos de inestabilidad. En él, Yooz ofrece un análisis exclusivo del estado actual de la automatización y la función financiera basado en una encuesta a 1.575 directivos y otros responsables de la toma de decisiones financieras en empresas de más de 50 empleados de nueve países, entre ellos España.

El objetivo del informe es comprender las opiniones, los retos y las oportunidades a las que tienen que hacer frente los directores financieros (CFO por sus siglas en inglés) y los líderes financieros en este 2023, incluyendo puntos como la escasez de talento especializado, la alta inflación, las posibles recesiones, la recuperación tras la covid-19, el estado de la facturación electrónica y los avances en las últimas tecnologías en contabilidad. La encuesta es de marzo de este año y contó con el asesoramiento global del IOFM (Institute of Finance & Management), que en España recayó en ASSET (Asociación Española de Financieros de Empresa), organización pionera en agrupar a los directivos financieros y a todos aquellos profesionales del área de las finanzas pertenecientes tanto a empresas como entes públicos.

El informe también desvela qué habilidades son cruciales para que el CFO de hoy en día las incorpore a su estilo de management y cuáles son las principales inversiones en tecnología que deberá acometer para transformar la función financiera La función financiera tiene un papel catalizador en la transformación digital de las empresas y el CFO moderno debe liderar este rol apoyando la resiliencia a través de la tecnología en el nuevo puesto de trabajo híbrido y promocionando aspectos ya fundamentales como las iniciativas ESG (medioambiente, responsabilidad social y de gobernanza).

Entre las principales prioridades de los líderes financieros en tiempos de inestabilidad como los presentes, no basta con hacer frente a la inflación mediante la reducción de costes. “Si bien la inflación ha incrementado significativamente las dificultades a las que se enfrentan las empresas en los últimos doce meses, la falta de talento financiero sigue siendo un problema en 2023, al igual que la gestión de los equipos de trabajo híbridos y en teletrabajo”, señala Yooz en su informe.

A lo que se añade: “No se trata de trabajar más, sino de trabaja mejor. Los CFO están sometidos a más presión que nunca. Se espera, cada vez más, que sean el motor del cambio positivo y sepan navegar la empresa a través de estos nuevos retos e incertidumbres.  Todo ello hace que la automatización sea ahora una prioridad no sólo para mejorar la experiencia laboral de los empleados, sino también para aligerar la carga de trabajo de los CFO y que tengan más tiempo para hacer una realidad de su misión corporativa, la cual se expande constantemente”.

El caso español

De la investigación de Yooz también se desprende que las empresas españolas dedican una media de 24,4 horas al mes a la gestión de facturas de proveedores, de hecho, el proceso de aprobación de facturas en España es de 16 horas. El estudio también muestra cómo el 40% de los directores financieros españoles cree que los errores administrativos son la principal razón de los retrasos en el pago de sus facturas, seguida del proceso de validación del pago (35%) y la lentitud del circuito Cuentas a Pagar (34%).

“Consideramos imprescindible poner el foco en la tecnología, siempre al servicio de los procesos, y en la capacitación de los equipos. La automatización permite eliminar largos procesos manuales, mejorar la eficiencia y crear un mejor entorno de trabajo ya que el equipo puede confiar en la precisión y la veracidad de los datos”, señala Luis Calaf Delseny, CEO & secretario general de ASSET. “Sólo los profesionales de la dirección financiera que cuenten con datos reales, ordenados y fiables podrán tomar mejores decisiones para los retos futuros de la empresa. Para lograrlo, la apuesta por la digitalización y la automatización son imperativas”.

La implantación total de la factura electrónica será una realidad en la economía española en 2026. Sin embargo, aún se usan en muchos ámbitos métodos de pago no digitales y los procesos de cuentas a pagar están lejos de estar automatizados de principio a fin y, aunque muchas empresas tienen entre sus prioridades dar pasos hacía la automatización, todavía se depende mucho de los procesos manuales o contabilidad basada en reglas en hojas de cálculo (un 18%).

El rol del CFO cada vez es más amplio debido al cambiante ámbito de su trabajo. De hecho, la principal razón este 2023 para implantar la automatización es crear un entorno de trabajo atractivo y atrayente (45%), seguido, eso sí, por la ciberseguridad (44%) y mejorar la eficiencia (43%). Se mantiene (respecto a otros años) el uso de sistemas SaaS (29%), mientras sube el interés por la IA (28%), la visualización de datos (28%) y el análisis de Big Data.

Dada la creciente presión a las que se enfrentan los CFO, es revelador que aquellos trabajando con un proceso de Cuentas a Pagar completamente automatizado tienen mucha más confianza en la precisión (87%) y puntualidad (81%) de la información financiera que proporcionan a la junta directiva, frente a aquellos que dependen de procesos manuales y hojas de cálculo (79% de precisión y 73% de puntualidad).

“Esto permitirá también que el equipo financiero dedique su tiempo a actividades de alto valor añadido, transformando los empleos del departamento en más atractivo y fomentando la conservación del talento en la empresa”, concluye Calaf. “El CFO moderno debe estar cualificado para liderar los grandes retos empresariales del futuro, impulsando la transformación hacia la automatización y creando equipos híbridos en un entorno de trabajo favorable que potencie las áreas ESG y la innovación empresarial”.

Compartir este artículo

Categorías

Encuentra todos los artículos de la revista ASSET Actualidad clasificados por secciones.