El Foro Anual de la Comisión de Insolvencia y Morosidad de ASSET debate sobre la nueva ley concursal

ASSET,

-

Incentivar la anticipación, desestigmatizar el concurso de acreedores y ofrecer soluciones ágiles y flexibles son algunos de los elementos claves de la nueva ley de la reforma concursal. 

La Asociación de Financieros de Empresa (ASSET) ha celebrado este jueves en el Edificio de EY en Madrid el Foro Anual de la Comisión de Insolvencia y Morosidad. Un evento dirigido a directivos, ejecutivos y profesionales del área de las finanzas, así como tesoreros, concursalistas, directores jurídicos o financiadores alternativos entre otros, con el objetivo de debatir sobre los cambios legislativos que supone la nueva ley concursal en España y las posibilidades de sacar adelante a las empresas en dificultades sin necesidad de llegar a sede de concurso.

“La morosidad no deja de ser solo un síntoma, pero no el problema de fondo de una compañía La nueva ley concursal ofrece nuevos caminos e instrumentos para que las empresas tengan tiempo de tomar medidas, salir adelante, y preservar su actividad y el empleo”, ha afirmado José Carlos Cuevas, Presidente de la Comisión de Insolvencia y Morosidad ASSET y miembro de la Junta de Gobierno de ASSET.

Por su parte, Alex Soler-Lluró, Socio Responsable de Turnaround and Restructuring Strategy de EY, ha asegurado que “los tres pilares para que un proceso de reestructuración sea exitoso son: actuar con anticipación; tener una estrategia muy clara de cómo es un proceso de reestructuración y, por último, la transparencia y el rigor en la información”.

El foro, que ha contado con la participación de 350 inscritos, se ha estructurado con tres mesas de debate. La primera de ellas, enfocada en la morosidad, ha puesto en duda que España pueda adaptarse al plazo de pago de 30 días de la directiva europea que no tienen en cuenta las particularidades de los estados miembro ni de los diferentes sectores.

La mesa sobre pre-insolvencia ha puesto en valor la incorporación del concepto “probabilidad de insolvencia” de la nueva ley concursal que ofrece un plazo de dos años. También se ha destacado la necesidad del autodiagnóstico y de la anticipación a la hora de detectar problemas en la compañía. En este sentido, se ha defendido que los planes de reestructuración deben ser consensuados y apoyados por la mayoría del pasivo afectado por el plan.

La insolvencia ha sido el tema central de la última mesa de debate que ha concluido que es el director financiero quien debe decidir si una empresa debe ir a concurso porque es la persona que tiene visibilidad de la capacidad de la compañía de atender a sus obligaciones. Asimismo, los expertos han destacado que si una empresa es viable, la fórmula correcta es el plan de reestructuración y no el convenio.

El Foro Anual de la Comisión de Insolvencia y Morosidad, que se ha celebrado en formato híbrido (presencial y online), ha contado con EY Parthenon como partner director y con Covline y Recoa Collection como partners estándar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir este artículo

Últimos Artículos
Más leídos

Categorías

Encuentra todos los artículos de la revista ASSET Actualidad clasificados por secciones.