Buscar
Close this search box.

El respaldo de CESCE, un impulso esencial para las PYMES

Paula de las Casas Fuentes,
Jefa de la Unidad de PYMES de CESCE

-

El pasado 21 de marzo, el semanario The Economist publicaba una portada histórica: era una imagen del planeta y de él colgaba un enorme cartel en el que podía leerse la palabra Closed (“cerrado”). La pandemia de Covid19 no había hecho nada más que empezar a mostrar su crudeza: el 50% de la población mundial se confinó, la oferta y la demanda se contrajeron a la vez, el comercio internacional se paralizó y más del 90% de países entraron en recesión simultáneamente. A partir de ese momento, la sensación de incertidumbre a nivel mundial ha ido en aumento, condicionada por la sucesión de olas de contagios y por la falta de una vacuna realmente efectiva.

Desde aquellos primeros días de marzo hasta hoy, el esfuerzo de sociedades, gobiernos y empresas para recuperar la normalidad ha sido titánf. La temprana puesta en marcha de respuestas coordinadas y rápidas para garantizar la recuperación ha sido crucial: bancos centrales y gobiernos de todo el mundo han implementado paquetes de facilidades fiscales, monetarias y ayudas de todo tipo para las empresas que han permitido mitigar los efectos de esta crisis económica global.

Un marco de actuación clave en el que proporcionar respuestas ágiles y adaptadas a las necesidades actuales, en el caso de la economía española, es el sector exterior. De hecho, éste fue el motor para salir de la última crisis financiera vivida en nuestro país.

Un objetivo destacado de la Administración española ha sido apoyar a las empresas en su actividad internacional, con especial énfasis, si cabe, en las PYMES, de forma que, a partir de la internacionalización de su actividad, aumenten el tamaño de su balance.

Un objetivo destacado de la Administración española ha sido apoyar a las empresas en su actividad internacional, con especial énfasis, si cabe, en las PYMES, de forma que, a partir de la internacionalización de su actividad, aumenten el tamaño de su balance. En el contexto actual en el que nos encontramos, motivado por la crisis del Covid19, se hace indispensable redoblar los esfuerzos para conseguir ese objetivo, proporcionando las ayudas necesarias a las empresas en su actividad internacional o en el proceso de internacionalización en el que empezaban a desarrollar su actividad antes de que les sorprendiera la aparición de la pandemia.

CESCE, como instrumento de apoyo público a la exportación, desde el inicio de la crisis sanitaria, ha puesto a disposición de las PYMES diversas medidas, con el propósito de darles un servicio mejor acorde a sus necesidades, en la situación tan particular en la que se encuentran en estos momentos.

Una de esas medidas ha sido, sin duda, el refuerzo de la Línea CESCE de Avales y Circulante para PYMES y empresas no cotizadas, cuya dotación se elevó hasta los 500 millones de euros el pasado mes de octubre. Esta Línea está operativa desde hace siete años y el reciente aumento de su dotación viene a sumarse al paquete de medidas aprobadas por el Gobierno y gestionado por la cuenta del Estado de CESCE.

La Línea forma parte de un abanico de productos y coberturas que CESCE pone a disposición de las pequeñas y medianas empresas. En este caso, las operaciones que se benefician de esta Línea cuentan con PYMES o empresas no cotizadas internacionalizadas o en proceso de internacionalización que, gozando de una capacidad técnica suficiente y probada, tengan un balance desequilibrado, sin que éste comprometa la solvencia financiera de la empresa a medio y largo plazo. También pueden ser beneficiarias de esta Línea empresas que presenten un balance cuyo tamaño sea insuficiente, en relación con el importe de las fianzas solicitadas, o empresas de reciente creación, con acceso limitado al crédito bancario.

Las operaciones con cargo a esta línea incluyen coberturas en las modalidades de Avales a Emisores, Fianzas a Exportadores y Créditos de Circulante asociadas a la ejecución de contratos internacionales de PYMES y empresas no cotizadas que necesitan ordenar la emisión de avales técnicos, así como financiación a corto plazo para ejecutar sus proyectos. La línea constituye, por tanto, una herramienta esencial para impulsar a este tipo de empresas en el exterior ya que, en estos momentos, requieren más apoyo que nunca para mantenerse o lanzarse al mercado internacional y obtener nuevos contratos que les permitan mantener la actividad que desarrollan.

Hasta la fecha, se han estudiado más de 240 proyectos con cargo a esta Línea, con un considerable efecto multiplicador ya que, con la cobertura de CESCE, ha sido posible apoyar contratos internacionales de empresas españolas por un valor superior a los 3.000 millones de euros.

Los sectores de actividad en los que operan las distintas empresas que han recibido el apoyo del Estado a través de CESCE son muy diversos: desde el suministro y montaje de equipos de distinta naturaleza y sector, acondicionamiento de infraestructuras, sector eléctrico, servicios técnicos de ingeniería y arquitectura, instalación de señalización ferroviaria, transporte, hasta la construcción de infraestructuras de telecomunicaciones, tratamiento de aguas y residuos, pasando por la industria agroalimentaria, el sector medioambiental o el equipamiento médico, entre otros.

En lo que va de año, el presupuesto de esta línea se ha reforzado ya dos veces. La primera, a los dos meses de confinamiento, en el mes de mayo, cuando se aprobó un incremento de 100 millones de euros, que elevó a 400 millones de euros la dotación. El segundo incremento vio luz verde el pasado mes de octubre, con un aumento de otros 100 millones de euros, lo que deja la línea en los 500 millones de euros actuales.

Con este doble refuerzo, CESCE dispone por cuenta del Estado, entre otros, de un instrumento mejor dotado para cumplir con su labor de respaldo a las PYMES y empresas no cotizadas que operan en el mercado exterior. Un apoyo indispensable, en estos momentos, para volver a la senda del crecimiento económico y de la creación de empleo.

 

Imagen: Gerd Altmann / Pixabay


 

Paula de las Casas Fuentes

Paula de las Casas Fuentes

Jefa de la Unidad de PYMES de CESCE.
Trabaja en CESCE desde 1993.
Experta en la financiación de proyectos y en los riesgos derivados de la internacionalización de las empresas españolas.
Licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad Complutense de Madrid.
Programa Superior de Gestión del cambio y Desarrollo gerencial, Universidad Antonio de Nebrija.

 

Compartir este artículo

Categorías

Encuentra todos los artículos de la revista ASSET Actualidad clasificados por secciones.