Buscar
Close this search box.

El CFO y las finanzas sostenibles: la normativa

Gustavo Porporato Daher,
Consultor Financiero Corporativo y Profesor

-

Los conceptos relacionados con la sostenibilidad aplicados a la estrategia financiera de las empresas es el reto que los CFO se enfrentan de manera creciente en las empresas.

La implementación de modelos empresariales sostenibles presenta varios aspectos para tener en cuenta. Entre ellos destacan las habilidades que el CFO debe aplicar en la gestión, el reporting, las complicaciones de los indicadores no financieros y el cumplimiento de las distintas normativas globales y locales. En este artículo abordaremos las distintas normativas que los CFO deben contemplar para cumplir con las expectativas de los involucrados con la empresa.

Los conceptos de sostenibilidad ganaron relevancia en 2015 con el Acuerdo de París para limitar el aumento de la temperatura entre 1,5 y 2 grados para el año 2100, y con la aprobación de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) como agenda mundial para el año 2030.

La tendencia se ha acelerado con la necesidad que las empresas lideren y se adapten a una economía neutra en carbono para el año 2050, y con un aumento de la demanda de inversión con criterios ambientales, sociales y de gobernanza (ESG en inglés). La gestión de la sostenibilidad en las compañías ha generado un aumento de la demanda de información no financiera, que tiene tanta relevancia como la contable.

El Global Reporting Iniciative (GRI), principal estándar para la elaboración de informes de sostenibilidad, surgió en 1997 en Boston (Estados Unidos) como respuesta al accidente del petrolero Exxon Valdez y para incentivar que las empresas se responsabilicen de sus impactos económicos, sociales y ambientales. En el año 2000, GRI publicó la primera guía para la elaboración de memorias de sostenibilidad, tras la que llegaron otras tres versiones hasta la Guía G4 (2013). En 2016 lanzó 36 módulos interrelacionados en materia económica, ambiental y social, que son los que emplean la mayoría de las empresas para reportar sus acciones y los impactos en la sostenibilidad.

Hace una década, el International Integrated Reporting Council (IIRC) comenzó a impulsar el reporting integrado con la intención de equiparar la información financiera y la no financiera con gran acogida en Reino Unido, Europa y Sudáfrica.

La Value Reporting Foundation, nacida de la fusión del IIRC y del Sustainability Accounting Standards Board (SASB) tiene como objetivo ayudar a las empresas a gestionar sus impactos en la sociedad y a que los inversores conozcan mejor la gestión de sus riesgos ESG, impulsando el marco de informes integrados y los estándares SASB.

El Foro Económico Mundial (WEF) también hizo su aporte al reporting integrado de la sostenibilidad. En 2017, 140 CEOs de las principales compañías mundiales impulsaron el International Business Council (IBC). Durante el Foro de Davos de 2020 se presentó la guía Stakeholder Capitalism Metrics con la intención de catalizar la convergencia, simplificación y estandarización de la información no financiera vinculada a los ODS.

En España, la Ley 11/2018 legisló en materia de información no financiera y diversidad, requiriendo la confección de los estados de información no financiera (EINF). Desde 2019, las empresas con más de 500 empleados, con una cifra de negocio superior a 40 millones de euros o con un total del activo superior a 20 millones, tienen que rendir cuentas de sus impactos ESG. A partir del 2021 se ha extendido la obligatoriedad a las empresas de más de 250 empleados.

Desde 2018, la información en sostenibilidad ha ganado importancia y las empresas se ven en la obligación de presentar su evolución y compromisos con el desarrollo sostenible, sobre todo a los inversores, pero también a sus diferentes grupos de interés.

Desde 2018, la información en sostenibilidad ha ganado importancia y las empresas se ven en la obligación de presentar su evolución y compromisos con el desarrollo sostenible, sobre todo a los inversores, pero también a sus diferentes grupos de interés. Esto ha propiciado que los departamentos de sostenibilidad de las compañías sigan creciendo en relevancia para coordinar las estrategias de negocio de las compañías.


https://www.eleconomista.es/inversion-sostenible-asg/noticias/11593370/01/22/2021-el-ano-del-despegue-de-la-regulacion-ESG.html
https://www.eleconomista.es/mercados-cotizaciones/noticias/11877734/07/22/Los-bonos-ligados-a-la-sostenibilidad-suponen-casi-un-30-de-las-emisiones-corporativas-en-Europa.html
https://www.eleconomista.es/mercados-cotizaciones/noticias/11869687/07/22/CaixaBank-Enagas-y-Siemens-Gamesa-lideran-el-Ranking-ESG-de-elEconomistaes.html

 

 

Imagen: Freepik


 

Gustavo Porporato Daher

Consultor independiente y Profesor de Finanzas y Contabilidad.
Ex Director Financiero (CFO) con más de 20 años de experiencia ejecutiva internacional, transformando la Función Financiera: liderazgo en Outsourcing y Offshoring, equipos locales y remotos, ayudando a las personas en el proceso de cambio.
Ex Consejero en las empresas de Logística / Transporte Marítimo / Terminales Portuarias.

Compartir este artículo

Categorías

Encuentra todos los artículos de la revista ASSET Actualidad clasificados por secciones.