Como la gestión de tesorería evoluciona en un contexto de incertidumbre y volatilidad de los mercados, las principales preocupaciones de los CFO y tesoreros son la liquidez y los riesgos financieros. ¿La organización dispone de suficiente liquidez actual y futura para financiar sus operaciones? ¿Garantiza el valor de activos, ingresos y ganancias exteriores?

En esta guía se analizan diversos aspectos de la actual gestión de tesorería internacional, conforme a los retos que los tesoreros deben afrontar, y se presentan las 9 soluciones usadas para lograr las mejores prácticas en gestión de liquidez y riesgo.

1.     Posición de tesorería y liquidez

Si lo habitual es la conciliación diaria de la información bancaria del día anterior para la posición de tesorería de ayer, el reto está en obtener dicha posición mediante el acceso más rentable y oportuno a esa información. La conectividad bancaria puede resultar complicada y costosa, según la cantidad de bancos, cuentas, divisas y unidades de negocio globales. Como no existe una solución universal, poder optar entre varias soluciones tecnologías de conectividad es importante para minimizar costes sin perder una total automatización de la información bancaria.

2.     Previsión de tesorería y liquidez

Sin duda, una previsión de tesorería efectiva es la herramienta más potente de gestión de riesgo para tesorerías corporativas. No obstante, los tesoreros consideran que la previsión es sumamente difícil de perfeccionar, pues hay que elegir las fuentes y técnicas más apropiadas y, luego, desarrollar un proceso de cálculo. Si bien las soluciones basadas en Excel no pueden incorporar la multitud de fuentes de datos, las nuevas soluciones de previsión totalmente integradas combinan tecnología SaaS, potentes sistemas de comunicación y soporte eficaz. Actualmente, las mejores prácticas consisten en crear y analizar previsiones de tesorería globales y detalladas por regiones, divisas, unidades de negocio y periodos para analizar las desviaciones.

3.     Gestión de la exposición cambiaria

Los mercados de divisas siguen caracterizándose por su volatilidad, así que una gestión de la exposición cambiaria integrada ofrece ventajas competitivas a sus profesionales, para una mayor protección de ingresos y ganancias exteriores. Una previsión de tesorería precisa ofrece una mayor visibilidad sobre todas las exposiciones cambiarias brutas resultantes, por ejemplo, de préstamos, créditos e inversiones y de operaciones comerciales internacionales. Hoy, las empresas con actividades internacionales buscan reducir sus costes y riesgo cambiario y mejorar sus resultados financieros optimizando todos sus procesos de cambio de divisa.

4.     Gestión de cuentas bancarias

La gestión automatizada de aperturas, cambios y cierres de cuentas bancarias, junto con la gestión de mandatos y signatarios, ofrece una visibilidad central de toda la red de cuentas bancarias de la organización. Una potente solución con esta función optimiza la calidad de las auditorías, sienta las bases para analizar las comisiones bancarias precisa y detalladamente y fortalece la posición de la empresa en las negociaciones con los bancos. Ahora, esta es una herramienta clave para lograr las mejores prácticas en la gestión de relaciones bancarias internacionales. El siguiente paso es la gestión de cuentas bancarias electrónicas en un entorno multibancario.

5.     Netting multilateral

El netting multilateral gana popularidad como método para optimizar la gestión de facturas internas y externas con proveedores y clientes. Algunos sistemas de gestión de tesorería incluyen esta funcionalidad y actúan como hub inteligente de gestión de procesos, controlando los detalles funcionales del proceso de netting y ofreciendo una integración automatizada y eficiente en la posición de tesorería y gestión de la liquidez. Dichos sistemas permiten maximizar los beneficios de netting como elemento clave para lograr las mejores prácticas en las operaciones de gestión de tesorería global.

6.     Cash pooling

El cash pooling permite mejorar la visibilidad y el uso eficaz de los recursos de tesorería de un grupo corporativo. El cash pooling físico permite financiar déficits de una filial del grupo con superávits de otras por transferencias de fondos de una cuenta a otra al tipo de interés más favorable y a tiempo. El cash pooling nocional evita los costes operativos y riesgos de transferencias físicas de fondos. Muchas multinacionales usan una combinación de ambos pooling según restricciones normativas, eficiencias fiscales y análisis locales y regionales del modelo más rentable. Los sistemas de tesorería pueden admitir ambos tipos de pooling mediante módulos de banca interna para realizar el seguimiento del pool y saldos de las partes, y de los intereses y asientos contables correspondientes. En el pooling físico, estos sistemas también se usan para calcular los saldos objetivo y realizar pagos para transferir fondos a la cuenta matriz.

7.     Centrales de pagos

Las empresas utilizan cada vez más centrales de pago para los pagos en nombre de sus filiales y, así, tener menos errores, mayor fiabilidad y un direccionamiento más económico vía la red bancaria. La tecnología ofrece un respaldo efectivo para todos los procesos de pagos de transacciones externas e internas, incluida la gestión de cuentas por cobrar. Permite a las organizaciones disfrutar de una mejor visibilidad de tesorería, eficiencia de cobros y control financiero globales. El modelo SaaS favorece que las centrales de pagos, que ya antes utilizaban los grandes grupos, ahora se integren en muchas organizaciones de tamaño medio.

8.     Finanzas de la cadena de suministro

Con programas de descuento dinámico y financiación de cuentas a pagar, esta solución permite a los CFO y tesoreros generar flujos de tesorería disponibles y gestionar mejor los riesgos. Cinco son los requisitos clave para ofrecer eficientes programas de financiación global a proveedores: equipo de expertos para ayudar a diseñar el programa adecuado y cumplir con los KPI específicos, analizar los costes y crear un caso de negocios; flexibilidad para adaptar las reglas según los KPI de una organización; plataforma multifinanciación para ofrecer la liquidez necesaria a la cadena de suministro global y favorecer la especialización regional; flujo de trabajo completo con visibilidad de tesorería, previsiones, pagos e integración de sistemas ERP ya existentes; herramientas sencillas y localizadas de incorporación de proveedores, como los portales de proveedores.

9.     Tecnología SaaS óptima

Tesoreros y financieros reconocen que SaaS es un modelo rentable para reducir los riesgos operacionales y permitirles centrarse en la gestión de tesorería y riesgos en vez de en la gestión de comunicaciones, datos y tecnología. Las soluciones en la nube pueden adaptarse fácilmente a las necesidades empresariales e integrar nuevas regiones, equipos (centralizados o descentralizados) y procesos sobre la marcha. Además, les evitan problemas relacionados con TI del tipo alojamiento de sistemas, gestión de comunicaciones, bases de datos y actualizaciones, reduciendo y eliminando los costes y riesgos asociados.

Ahora, auténticas soluciones SaaS multi-tenant ofrecen módulos integrados de gestión de tesorería y liquidez, deuda e inversión, banca interna, contabilidad de tesorería y de coberturas. La gestión de tesorería y riesgo nacional e internacional está respaldada por módulos con funciones específicas de valor añadido como netting, cash pooling, gestión eficiente de las relaciones bancarias y cumplimiento normativo. La actual reglamentación, el endurecimiento de las normas de auditoría y la insistencia por lograr las mejores prácticas están impulsando la demanda de SaaS en todo el mundo.