En el nuevo escenario empresarial el director financiero se apoya cada vez más en la función de compras para alcanzar la excelencia en las tareas de transformación digital. Tiene el compromiso de gestionar la tesorería de una organización, supervisar los balances, el estado de la cuenta de pérdidas y ganancias o el modelo de costes e ingresos, pero es precisamente en el apartado de aprovisionamiento donde el director de compras se convierte en su mejor aliado a la hora de cubrir los objetivos de minimizar costes y maximizar beneficios para la empresa. El director financiero proporciona al director de compras las herramientas necesarias para que se logren los objetivos fijados.

El papel de los departamentos de compras dentro de la empresa se ha convertido en estratégico y más aún a partir de la globalización, la crisis y la digitalización de los negocios. Estos factores han transformado la función de compras. Si antes su principal cometido era la selección y negociación con los proveedores, hoy en día contribuye decisivamente al crecimiento de la empresa, optimizando los costes incurridos en todas las facetas de
aprovisionamiento. Esto ha convertido al departamento de compras en una área clave, tanto para la dirección financiera, como para la dirección general.

Leer artículo completo »